spotlight
 
spotlight
 
Imprimir

Métodos invasivos de submuración Ley 4580

Métodos invasivos de submuración Ley 4580

El 18 de julio de 2013 se realizó en la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Buenos Aires, una conferencia para la presentación de la nueva Ley N°4580, que modifica el Código de edificación de la Ciudad de Buenos Aires, incluyendo en el mismo la utilización de anclajes de tracción con el objeto de mejorar la seguridad de las construcciones.

El acto fue realizado en el salón de Actos del Consejo Directivo con la participación del Dr. Carlos Rosito, Decano de la Facultad de Ingeniería, el Ing. Ernesto Selzer, Secretario de relaciones institucionales de la FIUBA, el Ing. Raúl Husni, directos del departamento de Construcción y Estructuras de la FIUBA, el Ing. Alberto Fainsten, Director de la Asociación de Ingenieros Estructurales, el Diputado Juan Cabandíe y el Ing. Francisco López, Secretario de Obras públicas de la Nación.

Estuvieron presentes en el acto los Ing. Ernesto Bodenheimer y el Ing. Rafael López Cabanillas, quienes realizaron el siguiente resumen de la presentación comentando los aspectos mas importantes de la Ley.

Habida cuenta de la cantidad de sinies­tros ocurridos por inestabilidad lateral de los suelos duran­te la etapa de excavación, muchos de ellos producidos por un inapropiado sostenimiento del terreno lindero bajo los edificios, en la etapa de ejecución de los muros de conten­ción y submurales, el Consejo Profesional de Ingeniería Civil convocó a numerosas entidades afines, con el objeto de producir documentación técnica con el objeto de discutir los lineamientos de una nueva Ley que regule esta etapa de la construcción cuando se utilicen anclajes laterales de tracción (métodos invasivos para el sostén de las submuraciones).

El anclaje lateral de tracción es una de las más difundidas y utilizadas actualmente metodologías de trabajo en las mencionadas etapas de obra. Su función es, además, temporariaya que una vez ejecutados los subsuelos no se requieren más, en cuanto a la estabilización permanente de los muros perimetrales enterrados. 

Esta ley permite la instalación de anclajes de tracción bajo los edificios linderos, que hasta el momento, sólo se acep­taba con acuerdo de la totalidad de los propietarios.

 

Ese requerimiento, en la mayoría de los edificios con subsuelos y linderos en altura, representaba un imposible práctico, puesto que bastaba la disidencia o ausencia de uno de los propietarios para resultar imposible su empleo de acuerdo a la normativa vigente con anterioridad.

La ley fue apoyada por entidades como el CPIC, CAI, AIE, FIUBA y UTN, SCA, CPAU y Facultad de Arquitectura de la Univer­sidad de Buenos Aires y además, expre­saron su opinión varios prestigiosos profesionales de la ingeniería estructural.

 

Descripción del método tradicional. (Único aprobado con anterioridad a la ley 4580):

 Al realizar la excavación para los subsuelos de una construcción entre medianeras, a fin de submurar (recalzar un muro existente), se debe dejar un talud sobre el contorno de la edificación, con el fin de soportar el suelo que empuja sobre los submurales y así evitar desmoronamientos que puedan afectar las construcciones vecinas, en el Código de edificación de la ciudad de Buenos Aires en su Art. 5.2.2.6 especifica “Ejecución de las Excavaciones: las excavaciones se ejecutarán en forma tal que quede asegurada la estabilidad de los taludes y cortes verticales practicados........ podrán practicarse cortes verticales sin apuntalamiento temporario siempre que su longitud no sea mayor que 2 mts. Entre cortes parciales contiguos deberán dejarse banquinas de una longitud no menor que la mitad del corte, ni menor que 1 mts. Y terminadas con un talud 2:1. En todos los casos los cortes serán apuntalados con estructuras temporarias”

Otro artículo importante es el 5.7.1.3 ”Conservación de los límites del predio en estructuras,.......la estructura resistente debe proyectarse y ejecutarse dentro de los límites del predio”

Al realizar la excavación y querer trabajar sobre las paredes lindantes del predio (de tierra o muro antiguo según el caso), desde el interior de la futura construcción, se deben tomar las precauciones del Art. 5.2.2.6, lo importante es que para no dejar las paredes lindantes (de tierra o muro antiguo según el caso) en peligro de derrumbe se deja un talud de tierra y se remueve hasta la línea de contorno parcialmente y se debe colocar un apuntalamiento antes de comenzar los trabajos.

El apuntalamiento es para evitar el desmoronamiento del submural, debido al empuje del terreno.

 

COMENTARIOS SOBRE LA UTILIZACIÓN DEL MÉTODO TRADICIONAL

Los apuntalamientos en el predio de la obra para tomar el empuje del suelo sobre el submural, tornan peligrosos las tareas en el interior de la obra, debido a los obstáculos físicos que representan los mismos apuntalamientos, complica la continuación de los trabajos de basamento, la utilización de equipos por el peligro de golpear y desplazar los puntales, retrasa las tareas de obra con los consiguientes costos por las demoras y constituyen un peligro para el desplazamiento del personal de la obra.

No es indispensable el conocimiento de las características del suelo y de las construcciones vecinas ya que el método se realiza en el interior de la obra.

 

Vista de los obstáculos producidos por los apuntalamientos por el método tradicional

 

Submuración utilizando metodos invasivos:

Otra forma de contrarrestar el empuje del terreno sobre los submurales, es la utilización de los pilotes de tracción. Estos consisten en perforaciones que se introducen en el terreno lindante a la submuración, donde se colocan pilotes u anclajes, la forma de los mismos es generalmente cilíndrica de diámetros pequeños de 0,20 ó 0,25 mts.

Una vez realizado el muro de hormigón y construidas las losas que corresponden a la edificación, el empuje del terreno es tomado por el muro y los pilotes de tracción dejan de tener una función, quedando como elementos perdidos. Pues la estructura de la nueva construcción es la que soporta el muro de submuración.

 

 

Vista de las submuraciones utilizando métodos de apuntalamientos invasivos

 

COMENTARIOS SOBRE LA UTILIZACIÓN DE MÉTODOS INVASIVOS

Los apuntalamientos se encuentran en el exterior de la obra lo que permite el trabajo en su interior sin ningún tipo de obstáculos, no complica la continuación de los trabajos de basamentos, la utilización de equipos con el consiguiente ahorro de costos y aumenta la seguridad del personal de la obra al no existir obstáculos en el interior de la obra.

Es indispensable el conocimiento de las características del suelo y de las construcciones vecinas ya que el método se realiza invadiendo el suelo vecino.

 

El Expediente N° 1274-D-2012 propone la incorporación al Código de Edificación de la CABA el parágrafo 5.2.2.7 "ANCLAJES", en el punto 5.2.2.0 "EXCAVACIONES" del Capítulo 5.2 DE LOS TERRAPLE-NAMIENTOS Y EXCAVACIONES, de la Sección V "DE LA EJECUCION DE LAS OBRAS"

La Ciudad de Buenos Aires ha sufrido en los últimos años impor­tantes cambios tanto en relación a la cantidad de obras en ejecución, como a las dimensiones y características técni­co-constructivas de las mismas. En efecto, Buenos Aires ha experimentado un notable incremento de la construc­ción. El crecimiento interanual acumulado por dicho sec­tor entre los años 2002 y 2007 fue del 364%. Si bien esta tendencia se moderó desde principios del año 2008, sigue siendo uno de los sectores más dinámicos de la economía porteña. Cabe mencionar aquí que, debido a la escasez de terrenos vacantes, la construcción de nuevos edificios se realiza principalmente a partir de la demolición total o parcial de edificios existentes. Las tareas de demolición de estos inmuebles y las excavaciones practicadas para la construcción de fundaciones y subsuelos de los nuevos edificios, se encuentran entre los momentos más críticos de una obra.

Que esta fuerte actividad, ha puesto de relieve una serie de falencias vinculadas con la competencia de profesiona­les y técnicos, calificación de la mano de obra, calidad y actualidad de la reglamentación y eficiencia del sistema de control. Prueba de ello es el hecho de que se han produ­cido recientemente gran cantidad de derrumbes acaecidos en predios donde se llevaban a cabo obras o propiedades vecinas a ellas, habiendo, incluso, tenido que lamentar víc­timas fatales entre la población. En la mayor parte de los casos, se trató de siniestros ocurridos en obras que se encontraban en las etapas de demolición, excavación y/o submuración.

Los hechos fueron en general motivados por una combinación de factores, entre los que se destacan la impericia en la realización de las tareas, la negligencia y la imprevisión motivada por la falta de un conocimiento acabado de la situación existente en predios vecinos. Asi­mismo, se ha observado un elevado número de denuncias en relación a obras que se encuentran en las etapas de demolición y excavación/submuración. Que por otra parte, en materia de técnicas utilizadas para excavación y submuración, la normativa vigente en nues­tra Ciudad -en especial los métodos de contención de las paredes laterales de los pozos han quedado obsoletas. Existen en la actualidad nuevas tecnologías y procesos constructivos que proveen mayor seguridad y aceleran el completamiento de esas etapas de obra, técnicas que ne­cesitan ser incorporados a nuestra legislación. Que otro factor fundamental para propender a la seguridad en estas etapas, es tener conocimiento de la situación es­tructural de las propiedades linderas. Resulta necesario que los propietarios de edificios linderos a la futura obra permitan el acceso a los profesionales actuantes -debida­mente acreditados- para realizar una inspección ocular, a los fines de obtener información sobre la situación estruc­tural de sus propiedades, facilitando el empleo de aquellos elementos transitorios que mejoren la seguridad de bienes y personas, tales como la colocación de pantallas protec­toras, puntales, tensores, anclajes de tracción. El GCABA, por su parte, puede colaborar facilitando a los profesiona­les a cargo, copia de la documentación vinculada exclu­sivamente con las fundaciones existentes en los predios vecinos.

 

LEY 4580

Artículo 1°.- Incorporase al Código de Edificación de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el parágrafo 5.2.2.7 "ANCLAJES", en el punto 5.2.2.0 "EXCAVACIONES" del Capítulo 5.2 DE LOS TERRAPLENAMIENTOS Y EXCAVA­CIONES, de la Sección V "DE LA EJECUCION DE LAS OBRAS", el que queda redactado de la siguiente manera:

 

5.2.2.7 "ANCLAJES"

Generalidades de los Anclajes

Autorizase en las obras en construcción la utilización de anclajes de tracción para soporte de muros de submu­ración y entibamiento que traspasen los límites del predio, tanto en relación a los linderos como así en lo relativo a la línea oficial, en virtud de lo establecido en los artículos 5.2.2.2., 5.2.2.3 del presente Código.

El sistema de anclajes deberá tender a resguardar y ga­rantizar la seguridad de trabajadores, los linderos y la vía pública.

 

Responsabilidades

El proyecto de excavación y el diseño de las estructuras de contención deben contar con la firma del Constructor o del Representante Técnico de la Empresa de Excavación y/o Construcción y la conformidad fehaciente del profesio­nal responsable del estudio de suelos. Los datos vertidos en la documentación que se presen­te, tienen carácter de declaración jurada y su incumpli­miento y/o tergiversación, traerán aparejadas las sancio­nes previstas en el Código de Edificación, capitulo 2.4 "de las penalidades" Art. 2.4.3.3 "Aplicación de suspensión en el uso de la firma".

 

Documentación a presentar

Estudio de Suelos en el cual se contemple la determina­ción de los empujes y la capacidad portante del suelo.

Posteriormente a haberse registrado los planos, y como requisito previo al inicio de las tareas, se deberá presentar la siguiente documentación:

 

1. Fincas Linderas. 

  • Plano de relevamiento de linderos que incluya las ca­racterísticas de los muros divisorios y de las fundaciones.
  • Estudios que acrediten la no interferencia con instala­ciones y/o construcciones vecinas, públicas o privadas.

La Dirección de Registro de Obras y Catastro o quien en el futuro desempeñe sus funciones, entregará copia de la documentación estructural de las fincas linderas (en ca­so de poseerla en sus archivos) a la del solicitante, quien deberá contar con la copia certificada y/u original de su título de propiedad y la encomienda profesional expedida por el Consejo Profesional correspondiente.

 

2. Proyecto de Excavación. 

  • Plano de replanteo de las estructuras de recalce y con­tención con indicación de la secuencia de ejecución.
  • Memoria de excavación.
  • Memoria de procedimientos a emplear en las tareas de excavación y recalce de muros.
  • Cálculo de las estructuras de contención:
    • Determinación de las sobrepresiones provenientes de fundaciones de linderos.
    • Determinación del empuje producido a causa de la existencia de napa freática.
    • Determinación de las cargas gravitatorias en los mu­ros a recalzar.
    • Cálculo de elementos estructurales y sus correspon­dientes diagramas.
    • Dimensionamiento y verificación de los elementos estructurales.
    • Verificación de la tensión del suelo, en cada secuen­cia del proceso de construcción de muros.

 

2.5 Memoria de procedimientos a emplear para la excavación de fundaciones, aun cuando el proyecto no contemple la construcción de subsuelo.

La Autoridad de Aplicación establecerá la modalidad de presentación y registro de la documentación descripta.

La documentación requerida deberá ser conservada en obra, para ser exhibida ante las autoridades de control y/o fiscalización.

No se considera comienzo de trabajos de obra, a todas aquellas diligencias tendientes a investigar y evaluar cons­trucciones y fundaciones linderas.

 

SEGUROS

 

Previo al inicio de las tareas, deberá presentarse certifica­do de cobertura correspondiente a la Póliza de Responsa­bilidad Civil específica por los daños que la obra pudiera ocasionar a terceros, en la que el asegurado sea la em­presa y/o constructor y/o director de obra y/o propietario. Este seguro incluirá los daños que pudiera ocasionar la utilización del sistema de anclajes. La Autoridad de Apli­cación determina los parámetros de cálculo de las sumas aseguradas, vigencia y demás requisitos a cumplir por las pólizas.

 

Comentario: Los daños ocasionados por el mal cálculo y/o errores de montaje en la utilización de estos métodos involucran asentamientos (daños generalmente no cubiertos por las pólizas de TRC ni las pólizas de RC construcción en general) y/o perforaciones en construcciones y/o servicios linderos (Ejemplos, sótanos, servicios, etc.).

 

Los suscriptores de este tipo de pólizas deberán tener cuenta, que con la nueva Ley, se disminuye el riesgo de siniestros, aparejado del desconocimiento de las construcciones y tipo de terreno vecino ya que la Ley obliga a realizar un relevamiento y estudio de las propiedades vecinas y el suelo lindero con anterioridad al inicio de los trabajos.

 

Con anterioridad a la Ley estos relevamientos y estudios no se realizaban, lo que ocasionaron muchos de los siniestros producidos en los últimos años en la Ciudad de Buenos Aires.

Consideramos que de asumir estos riesgos deberá verificarse el cumplimiento de la normativa de la Ley, en caso contrario deberá incluirse una cláusula en la que se especifique que su no cumplimiento implica la no cobertura de cualquier siniestro producido durante las etapas de excavación y submuración de la obra.